Fresca y muy apetecible

Ingredientes para 4 personas

120gr de quinoa
100gr de garbanzos secos o alubias blancas
Caldo de verduras
1 pepino mediano
1 bolsa de canónigos
1 cebolla blanca o morada mediana
2 zanahorias
1/2 pimiento rojo grande
120gr de tomates cortados a dados.

Salsa:
1 aguacate
El zumo de 1 limón grande
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de agua fría
3 o 4 hojas grandes de albahaca fresca
Pimientas molidas
Sal rosa del Himalaya

  1. Ponemos en remojo la noche antes, las alubias blancas o los garbanzos.
    2. Preparamos dos ollas con caldo de verduras.
    3. Antes de que empiece a hervir el caldo, ponemos la quinoa en un colador fino y las mojamos con agua y escurrimos 2 o 3 veces (hay que limpiarla bien). Cuando empiecen a hervir, ponemos la quinoa en una olla y la legumbre en otra. Retiramos y escurrimos cuando estén hechos (La quinoa tarda unos 15min. Los garbanzos o alubias un poco más.)
    4. Picamos fino (en dados pequeños) la cebolla, el pepino (con piel) el pimiento y los tomates
    5. Pelamos la zanahoria, y la rallamos.

*Para la salsa:
6. Pelamos el aguacate y lo cortamos en dados. Lo ponemos en un vaso de la batidora, junto con el aceite, el agua, la albahaca, una pizca de sal, el zumo de limón y la pimienta. Procesamos hasta que quede cremosa. Si queda muy espesa, podemos rebajarla con un poco más de zumo de limón, agua o aceite, en función de cómo nos guste más la textura. Corregimos de sal y pimienta.
7. Mezclamos la quinoa, la legumbre, tomates, pimientos, pepino y cebolla.
8. Servimos sobre una base de canónigos, ponemos la cantidad para una persona en el centro, Ponemos una cucharada de salsa en el centro y espolvoreamos zanahoria rallada por encima.