Hace un año, Piripicio abrió por primera vez su puerta. Estábamos cargados de ilusión y buenos deseos. Esa ilusión, las ganas de trabajar y aprender cosas nuevas cada día, no ha desaparecido, todo lo contrario, se ha incrementado.

Para los que ya nos conocéis, sabéis que el cuidado de los alimentos que vendemos, de el local en el que estamos ubicados y por supuesto el trato a nuestros clientes, es lo primero.

Queremos celebrar más aniversarios y para ello, seguiremos trabajando.

Muchas gracias a todos.